Dos mujeres jóvenes han muerto esta pasada noche atropelladas por un tren de la línea de Feve, a la altura de Barreda, en Cantabria, en una zona de la vía que no estaba habilitada para el paso de personas.

La Policía Nacional está investigando las razones para que estas mujeres, que trabajaban en un club de prostitución, hayan intentado cruzar por una zona que no tocaba.

Investigación abierta

Agentes de la Policía Nacional están visualizando los vídeos de cámaras próximas en la zona para saber qué ha pasado. Durante este jueves está previsto que se les practiquen las autopsias a las dos jóvenes, una de nacionalidad rumana y otra de la República Dominicana.

El siniestro, que ha pasado en torno a las 11 de la noche, provocó el corte de la circulación del tren de Feve que realizaba la línea que une Asturias con Santander, en concreto el penúltimo de la conexión entre Torrelavega y la capital cántabra.