Dos chicas fueron agredidas y cuatro agentes de la Guardia Urbana de Lleida resultaron heridos en tres episodios violentos ocurridos este fin de semana en Lleida. El primer incidente tuvo lugar durante la madrugada del sábado, cuando un hombre fue detenido por increpar y atacar violentamente a dos jóvenes y dar un puñetazo a un policía. El mismo sábado por la tarde, un hombre fue arrestado por agredir a un agente fuera de servicio. El último caso se produjo a las siete de la mañana del domingo después de una pelea que acabó con dos detenidos y dos policías heridos.

Insultos y puñetazos

El fin de semana empezaba con un vecino de 25 años de Lleida y originario de Colombia arrestado como presunto autor de un delito de atentado a los agentes y de un delito de lesiones. Una patrulla del cuerpo acudía pasadas las dos de la madrugada a la avenida Prat de la Riba al recibir el aviso de una pelea. Los agentes encontraban en el lugar a un grupo de chicas y dos chicos, uno de los cuales intentaba huir corriendo pero era parado por la Urbana. Dos de las jóvenes denunciaron que este chico las había insultado y agredido, haciéndolas caer al suelo, versión que confirmaron varios taxistas que se encontraban en la zona. Posteriormente, el joven, que presentaba una actitud nerviosa, también dio un puñetazo a uno de los agentes.

Robo

El segundo incidente se producía el mismo sábado por la tarde, cuando la Guardia Urbana de Lleida detenía a otro joven por agredir a un agente del cuerpo que se encontraba fuera de servicio. Los hechos tuvieron lugar poco antes de las ocho y media de la noche en la avenida Miquel Batllori cuando el policía intervino al sospechar que dos hombres habrían podido sustraer un bolso. El agente se identificó como guardia urbano con el fin de esclarecer los hechos momento en que una de estas personas lo agredió dándole varios puñetazos. Los dos hombres huyeron corriendo pero fueron interceptados por una patrulla. La Guardia Urbana detuvo al supuesto autor de la agresión, un joven de 27 años y originario de la República Dominicana, como presunto autor de un delito de atentado en los agentes.

Discusión con la expareja

El último episodio violento tenía lugar el domingo. Un hombre de 32 años era arrestado como presunto autor de un delito de atentado a los agentes de la autoridad. Hacia las siete de la mañana, las personas encargadas del control de acceso a la discoteca Biloba, situada en la calle Ivars d'Urgell, requirieron presencia policial después de expulsar a un hombre del local que se había peleado con su expareja, de la cual tenía una orden de alejamiento. Poco después, los agentes consiguieron parar al hombre en el exterior del recinto mientras intentaba huir corriendo. Este dio varias patadas y mordió a uno de los agentes, según han explicado desde la Guardia Urbana.

Posteriormente, acudió al lugar la chica que había mantenido la discusión con el detenido en el interior de la discoteca. La joven, de 19 años, empezó a increpar al arrestado que se encontraba dentro del vehículo policial, así como en los agentes y también agredió a uno. La chica fue detenida también como presunta autora de un delito de atentado en los agentes.