Un hombre ha sido multado dos veces en un mismo día. Primero, la Policía local de Tudela, lo multó por conducir bebido y, luego, por defecar en medio de la calle.

El hombre cuadriplicaba la tasa de alcoholemia permitida por ley

 

El primero incidente tuvo lugar alrededor de las 11.00 horas de este pasado miércoles. En un control rutinario, el hombre arrojó una tasa de 0,90 miligramos por litro de aire espirado, cuadriplicado el máximo establecido por la ley, informa Navarra.com.

Más tarde, sobre las 19.00 horas, el mismo hombre fue sorprendido mientras defecaba y meaba en mitad de la calle, según señala la Policía Local. Por este hecho, también recibió una denuncia administrativa.