La policía de Milwaukee, EE UU, ha solicitado en sus redes sociales la colaboración ciudadana  para localizar a un hombre que disparó a un grupo de niños que estaba arrojando bolas de nieve a los coches que pasaban el pasado sábado 4 de enero. 

La investigación preliminar indica que ambas víctimas estaban con un grupo de jóvenes lanzando bolas de nieve a los coches que pasaban. Una de las bolas de nieve golpeó a un Toyota blanco, sin más descripción, y el conductor del vehículo disparó contra el grupo de niños. Dos de ellos, de 12 y 13 años, recibieron el impacto de bala.

Los agentes recibieron el aviso a las 20.50 horas. Al llegar, los oficiales encontraron a una niña de 12 años que sufría una herida no mortal por disparo. Minutos después, descubrieron que otro niño de 13 años también sufría una herida de bala no mortal.

Los oficiales inmediatamente solicitaron primeros auxilios para ambas víctimas. Los dos están siendo tratados en un hospital local.