Una discusión cualquiera entre vecinos acabó de un modo absolutamente surrealista en A Pobra do Caramiñal, en A Coruña. La Policía Local denunció a tres vecinos por montar un escándalo al tirarse de una casa a la otra, esto es, de un lado al otro de la calle, docenas de huevos en una pelea por un motivo que ni siquiera han explicado.

Hacia las diez de la noche de este jueves, el 112 recibió una llamada por un altercado entre varias personas en una calle del centro de la población. Al llegar, los agentes no daban crédito: la riña había derivado en una batalla de huevos. Docenas de huevos que volaban por la calle y que la acabaron dejando hecha un asco, según recoge La Voz de Galicia.

Los policías no consiguieron parar la disputa

Fueron los vecinos de la calle, precisamente, los que llamaron a la policía para que pusiera fin al altercado. La presencia policial no paró a los vecinos implicados en la batalla, que al parecer tenían munición para continuar durante un rato con su particular guerra. Probablemente los agentes, en plena negociación, también acabaron recibiendo algún huevazo.

Los ánimos estaban muy alterados y los policías tuvieron que emplearse a fondo para parar la disputa e identificar a los implicados. Los tres vecinos acabaron denunciados por desórdenes en la vía pública y por desobediencia a la autoridad por hacer caso omiso de los agentes cuando les pidieron que pararan de lanzarse huevos.

Al ser interrogados por el motivo de la disputa, sin embargo, no consiguieron que los implicados revelaran el trasfondo.