María Dolores Sandoval Ruiz, una mujer de 54 años de Cieza, en Murcia, desapareció el día de Navidad del año pasado en Cartagena, donde vivía con su pareja. Ahora, diez meses después, el caso podría haber derivado en un nuevo caso de violencia machista.

La Policía Nacional ha detenido este miércoles la pareja de la mujer como presunto autor de su muerte. El hombre, de unos 60 años, habría hecho desaparecer el cadáver: todo apunta que lo habría descuartizado y lo habría hecho desaparecer poco a poco.

La detención llega después de meses de investigación. Todos los indicios apuntan que el hombre lo habría matado en la casa donde vivían, una planta baja del barrio del Peral. Después de varios cacheos, la policía habría encontrado restos de sangre en el interior, aunque el cuerpo no ha aparecido por ningún sitio.

El hombre habría confesado el crimen

Interrogado por la policía, el hombre habría asegurado que el día de Navidad del año pasado entró en casa y se encontró el cuerpo sin vida de su pareja. Nervioso y para no meterse en problemas, decidió deshacerse del cadáver. Con posterioridad, sin embargo, habría confesado que asesinó a la mujer, descuartizó el cuerpo y se deshizo poco a poco. En presencia de su abogado lo ha vuelto a negar todo, según recoge La Verdad.

La familia de María Dolores había denunciado públicamente la desaparición. Desde marzo no había ningún movimiento en la cartilla sanitaria, un dato que les preocupó especialmente porque la mujer era diabética. Sin embargo, una de las hipótesis es que se había marchado voluntariamente, como había hecho algunos días con anterioridad. Ahora, sin embargo, todo apunta que su pareja lo habría asesinado.

El caso recuerda a otros, como el de Dana Leonte: el cuerpo no ha aparecido todavía, pero después de encontrar restos de la joven, el novio acabó detenido. También, en el de Mònica Borràs, una mujer de Terrassa que desapareció el año pasado. Casi un año después, su cuerpo apareció enterrado en el jardín de la casa de su expareja, que fue detenida.