Han detenido a siete pederastas en una operación contra la pornografía infantil en internet y uno de los arrestados es un vecino del Prat de Llobregat (Barcelona).

Pederasta del Prat de Llobregat

Agentes de la Policía Nacional han detenido a siete pederastas, e investigan a otras dos personas, por intercambiar, presuntamente, pornografía infantil a través de diferentes servidores de internet.

Uno de los detenidos es un hombre de 37 años del Prat de Llobregat que trabaja como técnico en reparación de electrodomésticos, que tenía especial fijación por las imágenes de niños y adolescentes procedentes de países del este.

En Las Palmas de Gran Canaria, ha sido arrestado un abuelo de 70 años que coleccionaba exclusivamente material sexual de niñas adolescentes.

Siete detenidos por distribuir pornografía infantil

La investigación ha empezado después de un aviso de la Homeland Security Investigations, de los Estados Unidos y la Policía Nacional ha conseguido detener a siete personas de Barcelona, Málaga, La Coruña, Las Palmas, Madrid y Zaragoza y, además, han revisado sus ordenadores y han encontrado una gran cantidad de pornografía infantil.

Uno de los detenidos, posiblemente el más relevante por la cantidad de material interceptada y por su profesión como monitor deportivo, es un hombre de 55 años de Zaragoza, que participaba en numerosas actividades con menores, tanto en periodo escolar como en campamentos de verano. Se le ha encontrado una enorme cantidad de material oculto relacionado con abusos sexuales a menores.

Ordenador / Pxhere

Siete pederastas detenidos en una operación contra la pornografía infantil y uno de ellos es de Prat de Llobregat (Barcelona) / Pxhere

Menor abusado sexualmente en Barcelona

Los agentes también han localizado una fotografía de un menor que estaba siendo abusado sexualmente. Se trata de un niño de Barcelona que fue agredido sexualmente por su propio padre, actualmente muerte, en Barcelona.

La Policía Nacional ha recordado el riesgo que supone para los más jóvenes realizar cualquier tipo de actos con contenido sexual delante de sus ordenadores o teléfonos móviles, ya que pierden el control del material que graban desde el momento en el cual lo envían a personas que creen de su confianza y que, en no pocas ocasiones, resultan ser pedófilos que se hacen pasar por menores de edad.