Un hombre de 34 años ha sido detenido acusado de memorizar los 16 dígitos, el nombre y los apellidos del titular, la fecha de caducidad y los códigos de seguridad de las tarjetas de crédito de centenares de clientes en un centro comercial.

Memoria fotográfica

Ha pasado en Tokio y se calcula que el hombre habría estafado hasta 1.300 clientes en pocos meses. Se trata de Tusuke Taniguchi, un trabajador de este centro comercial con memoria fotográfica. En pocos segundos era capaz de memorizar todos los datos de las tarjetas de sus clientes para utilizarlas, después, para comprar productos por internet. Después se los revendía en una casa de empeños para conseguir dinero en efectivo.

El hombre ha sido detenido y tenía una libreta con centenares de nombres y de números de las tarjetas de sus clientes. Todo eso lo memorizaba en el poco tiempo que tardaban los clientes en pagar la compra con la tarjeta. La policía lo ha pillado porque cada vez que hacía una compra por internet hacía constar su dirección para que le pudieran enviar los artículos a su domicilio.