Hallan a Juan, el hombre desaparecido el 5 de octubre: llevaba días en un depósito

Juan Carlos Gil tiene 47 años y vive en Madrid. La última vez que lo vieron fue el sábado 5 de octubre, cuando un compañero de trabajo lo dejó en su casa. Desde entonces nadie sabe nada.

No llamó a su familia

Juan Carlos trabaja en Madrid desde hace un mes y medio, mientras que su mujer y sus dos hijos, de 20 y 23 años, están en Pontevendra. Los llama cada domingo, a la hora de comer, pero el día 6 no lo hizo. Su familia no sabe donde está o si está bien.

Hablaron con él por última vez el jueves

Begoña, su mujer, está desesperada, según ha dicho al diario 20 Minutos: "Hablé con él por última vez el día 3. Me dijo que quizás venía a casa a buscar ropa, porque empezará a hacer frío", dice.

Su teléfono no funciona

Cuando vio que Juan Carlos no decía nada, le envió un mensaje de WhatsApp. Pero ya no los recibía. "Le llamé y el teléfono tampoco daba señal", explica Begoña. La mujer no tenía el contacto de ninguno de los nuevos compañeros de Juan Carlos, así que pidió ayuda a un excompañero de su marido por si podía ponerla en contacto con alguien.

Dos días después, la llamaron

El martes la llamó el compañero que había dejado a Juan Carlos en casa, explicándoselo, y le confirmó que no había ido el lunes a trabajar.

Eso hizo sospechar a Begoña y puso a todo el mundo en alerta: ¿qué le había pasado a Juan Carlos?

Contactaron con el propietario

Pensando que había tenido un accidente doméstico, entre la familia de Juan Carlos y los compañeros de trabajo, pudieron encontrar al propietario del piso donde vivía. Este les abrió la puerta de la casa, pero no encontraron lo que esperaban: allí tampoco estaba.

Días antes de la desaparición estaba normal

Cuando entraron en la casa, no encontraron nada extraño: todo estaba normal, la ropa seguía en el piso. Tampoco había sacado grandes cantidades de dinero de su cuenta bancaria. Pero una cosa es extraña: tendría que haber cobrado el lunes y no ha recibido el dinero.

Los compañeros de trabajo de Juan Carlos le han dicho a su mujer que él estaba bien; no lo habían visto triste ni raro.

"La desaparición no es voluntaria"

Begoña está convencida de que su marido no ha desaparecido expresamente. "La desaparición no es voluntaria, forzosa no lo sé. No tenía ningún problema, ni personalmente ni con nadie. Lo único que se nos ocurre es que le haya pasado alguna cosa por la cabeza y no recuerde quién es", afirma.

Begoña ha denunciado la desaparición de su marido. Juan Carlos tiene una mancha de nacimiento que le ocupa medio pecho y le llega hasta el brazo. Cualquier persona que tenga información sobre el desaparecido se puede poner en contacto con SOS Desaparecidos llamando al 642650775 o 649952957.