Un hombre se enfrenta a una pena de dos años de cárcel por dejar que sus perros murieran agonizando dentro de su coche aparcado con una temperatura exterior de 43 grados en la capital cordobesa.

Según recoge la calificación del Ministerio Público los hechos tuvieron lugar el 17 de agosto de 2017, cuando el procesado aparcó con su coche entre las 15.00 y las 19.00 horas en la Avenida Conde de Vallellano, por aquel entonces, mientras transportaba a diez perros de su propiedad.

Tres perros tuvieron que ser sacrificados en una clínica veterinaria

 

Una vez estacionó su vehículo, "lo cerró con llave, se marchó y dejó a los animales encerrados en su interior, sin ventilación alguna siendo la temperatura exterior de 43 grados".

Transcurridas dos o tres horas, el acusado volvió al lugar donde había aparcado el coche, que se encontraba rodeado de agentes de la Policía Nacional, que trataban de sacar a los animales, habiendo fallecido tres de ellos y agonizando el resto.

La hembra que sobrevivió sufrió taquicardia y necesita medicación

 

Así, de los animales atendidos, tres tuvieron que ser sacrificados por una clínica veterinaria y sobrevivió solo una hembra, que sufrió taquicardia y taquipnea e hipertermia de 39,5 grados, precisando asistencia veterinaria con un tratamiento y medicación.

La Fiscalía ha pedido una pena de dos años de prisión para un hombre acusado de un delito continuado de maltrato animal. El juicio se prevé celebrar el día 18 de julio en el Juzgado de lo Penal número 2 de Córdoba.