El cadáver de la mujer hallado este lunes en un contenedor de basuras en Moraira (Alicante) estaba envuelto en una colcha y rodeado de bastante sangre. La mujer iba vestida con ropa para salir de fiesta y había sido degollada, según han informado fuentes próximas a la investigación.

La víctima presentaba varias heridas por arma blanca, algunas de ellas supuestamente al intentar defenderse en los antebrazos y manos. Se desconoce el posible móvil del homicidio y si se trata de un crimen de violencia machista.

El cuerpo sin vida ha sido encontrado el lunes por la mañana en un contenedor subterráneo de residuos por operarios del servicio de recogida de basuras del municipio. Otras fuentes cercanas al caso han señalado que la mujer tenía unos 40 años, aunque han precisado que de momento no ha sido identificada.

Estaba envuelto en una colcha, rodeado de bastante sangre y presentaba signos de violencia

 

El contenedor donde ha sido descubierto el cadáver está situado en una zona residencial de la citada localidad y hasta ese lugar se han desplazado agentes de la Policía Local, la Guardia Civil, un médico forense y la autoridad judicial.

El instituto armado ha abierto una investigación para determinar las causas de la muerte.