David F.A. está ingresado en estado crítico desde el pasado viernes por una salvaje paliza. Este hombre de 47 años fue localizado en su domicilio en Utiel (Valencia) junto a un gran charco de sangre y con una herida sangrante en la cabeza. Uno de sus hermanos fue el que avisó a emergencias tras lograr forzar la puerta y encontrarse a la víctima en el suelo del pasillo con toda la cara amoratada. Un equipo del Servicio de Ayuda Médica Urgente (SAMU) acudió al lugar, consiguió estabilizar al hombre -que se debatía entre la vida y la muerte- y lo trasladó de urgencia al Hospital General Universitario de Valencia.

Dormido

Según informa Las Provincias, David no se presentó a primera hora de la mañana del viernes en la pastelería que regenta la familia. Al principio, sus hermanos pensaron que se habría dormido y no le dieron más importancia. Sin embargo, con el paso de los minutos empezaron a preocuparse y uno de ellos decidió acercarse al domicilio del hombre, situado en la calle Santísima Trinidad. Tras varios intentos de contactar con su hermano por teléfono, buscó una herramienta para hacer palanca y forzar la puerta. 

Una vez dentro, el hombre encontró a David en el suelo del pasillo. La víctima tenía la cara amoratada, una herida sangrante en la cabeza y a duras penas podía respirar. Los servicios de emergencias no tardaron en llegar y lograron estabilizar al pastelero antes de trasladarlo rápidamente al Hospital de Requena, donde fue derivado después al Hospital General Universitario de Valencia. Hasta el lugar también acudió una patrulla de la Policía Local de Utiel, que comprobó que la vivienda estaba desordenada, como si alguien la hubiera registrado en busca de alguna cosa.

Huellas

La Guardia Civil de Requena ha asumido la investigación del caso y miembros del Equipo de Policía Judicial ya se han desplazado al domicilio en el que vivía David para inspeccionar la vivienda en busca de huellas y de alguna pista que lleve hasta el paradero del presunto agresor. La víctima sigue intubada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General Universitario de Valencia y su estado todavía es crítico, informa el mismo medio.