La familia de Blanca Fernández Ochoa ya tiene el cuerpo de la deportista. Después de dos días en el Instituto Anatómico Forense, la autopsia ha finalizado y este viernes, poco antes de las seis de la tarde, los restos de la esquiadora han salido en dirección al tanatorio de Cercedilla, donde este fin de semana la van a despedir.

A falta que se complete la identificación definitiva mediante el ADN y sin que hayan trascendido hasta el momento los resultados de la autopsia, el juez de Collado Villalba encargado del caso ha dado por finalizados los trabajos y ha permitido la entrega del cuerpo a la familia.

El velatorio, abierto al público

Fuentes de la familia han confirmado que el velatorio, que será público, se habilitará desde las nueve de la mañana en el tanatorio de Cercedilla (Madrid) antes de la incineración. La capilla ardiente estará abierta entre las 09.00 y las 21.00 horas, según la misma fuente.

"La despedida la haremos en familia", ha asegurado la hermana de la deportista, Lola Fernández Ochoa; "parece que ella quería que la incinerasen y esparcir los restos en Siete Picos, que era su montaña preferida. Haremos una bonita excursión todos los hermanos y echarnos unas risas, que era lo que a ella le gustaba", ha comentado.

"Lo duro es que ya no está"

Lola Fernández Ochoa también ha asegurado que la familia está "destrozada": "ha sido terrible, queremos acabar con esto y empezar la vida otra vez". La mujer ha querido agradecer las numerosas muestras de cariño y el trabajo de la policía durante la búsqueda, y ha destacado el "orgullo de ser española" por la implicación de las fuerzas y cuerpos de seguridad. "Creo que Blanca no era consciente de lo que la quería la gente".

Sobre las circunstancias de la muerte, Lola asegura que "lo duro es que haya fallecido". "Me da exactamente igual cómo haya muerto", ha asegurado la mujer, "el caso es que no está; a la familia le da igual cómo ha fallecido, por qué lo ha hecho o por qué no lo ha hecho, lo que se ha tomado o lo que no, eso es lo de menos", y ha asegurado que, antes de morir, Blanca "estaba fenomenal".