El mes de mayo una ejecución en un ático de la calle Comte d'Urgell de Barcelona sacudió la capital catalana. Un hombre entró en un bloque de esta céntrica calle, subió hasta arriba de todo, llamó a la puerta de uno de los pisos y descargó todas las balas que llevaba en la pistola.

A sus pies dejó a un hombre de nacionalidad sueca y que los vecinos conocían muy poco. En aquel momento, la policía ya creyó que una disputa por drogas estaba detrás de aquel asesinato a sangre fría, pero nada hacía pensar que el caso llegaría a Suecia.

Un sicario enviado desde Suecia

El criminal que ejecutó al joven sueco se marchó disfrazado de mensajero. Cuando entró en el bloque -los Mossos tuvieron acceso a las imágenes de las cámaras de seguridad, aunque iba con casco y no fue fácil poder reconocerlo- llevaba un paquete y después salió sin nada.

precinto puerta asesinato urgell

Imagen de la puerta del piso donde fue asesinado el hombre en la calle Comte d'Urgell.

Cogió una moto que tenía en la misma calle y desapareció. Hasta este lunes, que los Mossos, con la colaboración de la policía sueca, lo han podido detener. Se trata de un hombre de 26 años de nacionalidad kosovar, según han detallado los Mossos d'Esquadra.

Cuatro meses huído de la policía

Han pasado cuatro meses. Durante este tiempo, los Mossos han tenido tiempo de identificar a la víctima y poder aclarar que el hombre que fue asesinado tenía peligrosos antecedentes violentos en Suecia. Ya lo habían intentado matar el año 2016 en Vasagatan y se había escondido en Barcelona.

Pero no consiguió salvar su vida. Sus rivales, una banda de criminales de Hisingen, enfrentados por el tráfico de drogas, lo acabaron encontrando y lo ejecutaron.

Sus enemigos

Estirando el hilo de los enemigos del muerto, han encontrado al autor de los hechos. Gracias a una orden de detención del juzgado de instrucción número 3 de Barcelona lo han podido detener en Göteborg. Se espera que ahora sea extraditado y entregado a la justicia española, que será la encargada de aclarar este crimen y la relación del sicario enviado desde Suecia con el joven muerto.