Madrid, Barcelona y Sevilla son las ciudades con mayor superpoblación de cotorras argentinas, claramente identificables por el color verdoso de su plumaje y por ser especialmente ruidosas

Su presencia ha ido aumentando progresivamente al encontrar en nuestras ciudades un espacio idóneo para reproducirse hasta llegar a ser considerada como una plaga que puede afectar a la salud de los ciudadanos. De hecho, entre otras afecciones, puede provocar gastroenteritis, como expone el Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla).

Transmisora de bacteries como el E.coli

Entre las diversas bacterias que puede transmitir la cotorra argentina destaca  el E.coli, capaz de provocar numerosas afectaciones intestinales como cólicos, diarreas o vómitos. Por esta razón, Anecpla ha encomendado a no bajar a la guardia con respecto al control de la especie para proteger la salud de las personas. Entre las medidas que propone, destacan la implementación de medidas de control periódicas por parte de las autoridades y evitar que los ciudadanos alimenten estas aves, que no tienen un depredador definido dentro de los entornos urbanos.

Otras afectaciones que pueden provocar son de carácter pulmonar, causadas por la inhalación de sustancias orgánicas y pequeñas partículas procedentes de las plumas o la piel del animal. Y más allá de la salud, la plaga de cotorra argentina también perjudica los cultivos, en especial aquellos situados cerca de las ciudades.

Cotorras argentinas Wikimedia Commons

Una pareja de cotorras argentinas, a pie de suelo / Wikimedia Commons / @Juane

Las especies locales, amenazadas

Aparte de las afectaciones que la plaga de cotorra argentina puede tener para la salud de las personas, los animales autóctonos como el gorrión también están sufriendo la superpoblación de esta especie. En este sentido, según indica SEO/BirdLlife, en el 2016 desaparecieron 12 millones de gorriones a todo el Estado, víctimas de la competencia que reciben por parte de estas cotorras a la hora de encontrar comida.

Se estima que la población de estas cotorras en España ya alcanza los 28.000 ejemplares, y el su número va en augmento por todo el territorio.

 

cotorra argentina

Las cotorras argentinas se han convertido en un peligro para la salud de muchos barceloneses / Pixabay