Un hombre ha castrado a un cura en Sudáfrica tras enterarse de que había abusado sexualmente de su hija, una menor de tan solo 9 años.

Mase Malgas, el religioso de 66 años, predicaba en la iglesia anglicana Saint Phillips, ubicada en el suburbio de Gompo. Según la investigación, el padre de familia, cegado por la ira, fue a buscarlo y, al hallarlo, empezó a golpearlo.

El cura murió porque perdió mucha sangre

 

Posteriormente sacó un cuchillo y le causó heridas graves en el pene. Las autoridades pidieron asistencia médica, no obstante, el presunto abusador terminó muriendo debido a que perdió mucha sangre.

Los médicos han confirmado que la niña sí fue víctima de abuso sexual, aunque restan conocer las pruebas de ADN para saber si el autor fue realmente el cura Malgas. Si se determina que el predicador es culpable, se fortalecerán los argumentos de la defensa.