El estado de alarma por el coronavirus es una oportunidad sin precedentes para los "hackers", expertos informáticos que en algunos casos utilizan sus conocimientos para robar datos o dinero a otros usuarios.

El hecho que todo el mundo esté encerrado en casa multiplica la cantidad de gente conectada a internet, lo que se traduce en más víctimas potenciales.

Se hacen pasar por empresas

Por este motivo hace días que se habla del "phishing", el método más utilizado por los ladrones en la red para captar usuarios. Hace unos días se hacían pasar por Netflix, ahora hay una nueva oleada de correos fraudulentos en nombre de Bankia, según la policía.

¿Qué es el "phishing"?

La técnica del "phishing" consiste en enviar correos electrónicos fraudulentos donde se piden datos como llaves de acceso, datos del banco o información personal.

A fin de que sea creíble simulan que el correo lo envía un banco, una plataforma para ver vídeos en línea o cualquier servicio de suscripción en internet. Así, cuando el usuario ve que quien le pide la información es su banco, no desconfía.

¿Qué hacer para evitar caer en las trampas?

Con el fin de evitar caer en estas trampas se recomienda no responder correos que no sean de confianza, y revisar las direcciones de correo. No abrir archivos adjuntos de correos no conocidos, ni proporcionar información confidencial por teléfono o a travès del correo electrónico. Por último, mantener el navegador actualizado.