La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 51 años acusado de ir tres veces al supermercado sin comprar ningún producto. Además, el hombre se paseó en patinete por dentro del establecimiento, incumpliendo las limitaciones establecidas por el estado de alarma debido al coronavirus.

Reacción violenta

Todo empezó el pasado 20 de marzo por la tarde cuando el vigilante de seguridad de un supermercado llamó la atención a un hombre que estaba entrando y saliendo del establecimiento sin comprar nada. Al avisarlo, el detenido se devolvió a empujones contra el vigilante, que acabó reduciéndolo y llamando a la policía.

Como si nada

El caso se suma a los centenares de sancionados durante estos días por incumplimiento de la orden de confinamiento establecida para frenar en el coronavirus.