El sindicato policial SAP-Fepol asegura que la comisaría de los Mossos d'Esquadra de la Seu d'Urgell es una de las más afectadas por el coronavirus, según han expresado este viernes en un comunicado en el cual han detallado que hay diez agentes que han dado positivo a las pruebas.

En este sentido, al texto explican que hay un número "muy elevado" de efectivos confinados a domicilio por precaución y que, por el contrario, hay otra parte a quien no se les ha tomado ninguna medida preventiva de aislamiento ni se les ha practicado el test, añaden, aunque "han estado en contacto estrecho" con ellos. Por este motivo, piden "minimizar el impacto de la propagación" y que, por lo tanto, estos agentes también estén confinados.

Se pueden quedar sin agentes

Desde el sindicato alertan de que aunque se han llevado a cabo tareas de desinfección de la comisaría, si no se toman medidas se podría llegar a un escenario en que, en los próximos días, no haya agentes "para dar servicio en las comarcas del Alt Urgell y la Cerdanya".

Así, lamentan desconocer el criterio que se ha utilizado "para no proteger en estos mossos y mosses que, al haber sido en contacto con los positivos, pueden ser portadores y desarrollar la enfermedad, actuando como vectores de contagio," según han explicado en el comunicado el sindicato.

Además, concluyen que hace falta "predicar con el ejemplo" y extremar las medidas de precaución, tal como ellos mismos, dicen, están trasladando a la ciudadanía. Finalmente, desde la SAP-Fepol han querido hacer énfasis en el hecho que, consideran, son "uno de los colectivos más expuestos al riesgo de contagio" de la covid-19 y que, por lo tanto "hay que actuar con absoluta responsabilidad y firmeza antes de que sea demasiado tarde, afirman.