La Policía Nacional ha detenido, este viernes de madrugada, a un hombre de 27 años en Valencia por un presunto delito de agresión sexual: el joven ha tirado al suelo a una mujer y ha empezado a magrearla por todo el cuerpo y a intentar desnudarla, supuestamente para violarla. Un conductor de autobús ha intervenido para poner fin a esta agresión.

Los hechos han pasado este jueves a las seis de la madrugada, cuando el conductor ha sorprendido al hombre intentando violar a una mujer. El presunto agresor ha huido y el conductor ha llamado a la policía.

Una patrulla se ha presentado en el lugar de los hechos, en el cruce de la avenida Doctor Tomàs Sala con la calle Sant Vicenç Màrtir, y ha atendido a la mujer, que tenía un corte profundo en el cuello y que ha necesitado puntos de sutura.

Sorprendido por el conductor

Según han explicado tanto la víctima como el conductor, la mujer estaba en la parada del autobús cuando el agresor, sin decirle nada, lo ha tirado en el suelo, lo ha empezado a magrear e intentar desnudarla y ha intentado arrastrarla hacia unos arbustos. En aquel momento es cuando ha llegado el autobús y el conductor ha empezado a hacer sónar la bocina hasta que el agresor ha huido.

Con la descripción que han hecho tanto la mujer como el testigo, otra patrulla policial ha empezado a buscar al agresor, que ha sido localizado a pocos metros del lugar de los hechos. Después de hacer varias comprobaciones, lo han detenido.

El joven, que no tiene antecedentes policiales, ha sido detenido y pocas horas más tarde ha pasado a disposición judicial.