Un chico de 18 años ha sido detenido tras ser pillado conduciendo drogado la furgoneta de su madre sin carné en Valencia. Los hechos tuvieron lugar el pasado sábado sobre la una de la madrugada en Cheste cuando una patrulla de policía detectó que el conductor conducía en sentido contrario e intentó darle el alto sin éxito. El joven pudo ser arrestado tras una fuga de 100 kilómetros por varios pueblos de la provincia y no solo presentaba síntomas de embriaguez, sino que dio positivo en cocaína y cannabis.

Caso omiso

El incidente se produjo sobre la una de la madrugada del sábado. Una patrulla de policía localizó a un vehículo que circulaba en sentido contrario por la localidad de Cheste y procedió a darle el alto. El conductor -un chico de 18 años que no tenía carné y que iba acompañado de una amiga suya- hizo caso omiso a las instrucciones de los agentes y puso rumbo al municipio vecino de Pedralba a gran velocidad, informa Las Provincias. Tras unos 100 kilómetros de fuga por localidades de la zona y varios intentos de detenerlo, dos policías locales de Cheste con la colaboración de una patrulla de la Guardia Civil consiguieron poner fin a la temeraria huida y arrestarlo.

El joven -que conducía la furgoneta de su madre- no tenía licencia y presentaba claros síntomas de embriaguez, por lo que también fue sometido al test de detección de sustancias estupefacientes, señala el mismo medio. El detenido dio positivo en cocaína y cannabis y ahora se enfrenta a una condena por los delitos contra la seguridad vial y conducción temeraria.