Un agente de la Guardia Urbana de Reus resultó herido a finales de semana pasada cuando un conductor bebido lo atropelló en un cruce del centro de la ciudad.

El agente iba con la moto policial y cruzó con preferencia de paso; el conductor impactó, hiriéndolo levemente.

Trasladado al hospital

El policía recibió un impacto en el brazo y en la espalda y tuvo que ser trasladado al Hospital Sant Joan de Reus, donde recibió el alta hospitalaria a última hora de la noche. Por suerte, las lesiones fueron leves.

Denunciado por ir bebido

El conductor del turismo fue sometido a una prueba de alcohol y dio positivo. Exactamente dio 0,33 miligramos de alcohol por aire aspirado, que es una tasa superior a la permitida.

La Guardia Urbana de Reus imputa al hombre un delito contra la seguridad del tráfico por haberse saltado la preferencia de paso y haber sido pillado conduciendo bajo los efectos del alcohol.