Un conductor de ambulancia de Murcia ha sido detenido por haberse presentado muy borracho a recoger a una persona herida en un accidente de coche. El hombre superaba ocho veces la tasa de alcohol permitida y a duras penas podía mantenerse de pie.

Los hechos pasaron en torno a las dos de la madrugada de este jueves, en la autovía A-7 en Sangonera la Seca, en Murcia. La Guardia Civil tuvo conocimiento de un accidente donde sólo se había visto implicado un coche, y el conductor había sufrido lesiones leves: por eso, avisaron una ambulancia, según recoge La Opinión de Murcia.

Iba tambaleándose

Al lugar se presentó una ambulancia no asistencial del Servicio Murciano de Salud, donde sólo iba el conductor, que había acudido desde la base del SMS a El Palmar. Cuando llegó al lugar, los agentes vieron que tenía síntomas muy evidentes de estar ebrio: incluso, iba de lado, según los testigos.

Los guardias avisaron a los compañeros de atestados y le hicieron la prueba de alcoholemia, que reveló que, efectivamente, iba muy bebido: dio un resultado de 1,20 miligramos en aire expirado. Fue detenido inmediatamente.

Otra ambulancia

La Guardia Civil tuvo que llamar para pedir otra ambulancia, ahora con dos conductores: uno para llevarse al herido y la otra, para recoger la otra ambulancia.

El conductor detenido está acusado de un delito contra la seguridad vial y podría enfrentarse a una multa de 6 a 12 meses y a la retirada del carné. Incluso se lo podría condenar a hasta seis meses de prisión.

La consejería de Salud de Murcia ha asegurado que el conductor ya ha sido despedido: era un conductor de una ambulancia concertada que había sido contratado por una sustitución de un mes.