El Tribunal Popular Supremo de China ha anunciado este martes que quienes cometan delitos sexuales contra menores que sean de naturaleza "extremadamente malvada" y que causen "consecuencias extremadamente graves" serán castigados con la pena de muerte.

"Los delitos de violación a menores dañan seriamente su salud mental y física y violan gravemente la ética y la moral sociales. El Tribunal Popular supremo siempre ha mantenido una postura férrea de tolerancia cero", explica la máxima instancia judicial china en su página web.

En los últimos tres años, se han juzgado más de 8.300 casos 

 

En este mismo artículo, la institución revela que este mismo martes fue ejecutado un delincuente llamado He Long que violó a varias niñas menores de 14 años y las forzó a prostituirse. Según datos oficiales, entre 2017 y junio de este año se han juzgado más de 8.300 casos de delitos sexuales contra menores en tribunales del país.

El número de casos ha aumentado, se indica en la web del Supremo, debido a que la ciudadanía cada vez es más consciente de los derechos de los niños y denuncia inmediatamente. El Tribunal indicó que quienes cometan delitos de pederastia se enfrentarán a penas más severas, aunque "dentro de los límites de los castigos tipificados".