Adam Hergenreder ha decidido abanderar la lucha contra los cigarrillos electrónicos. El chico de 18 años que tuvo que ser ingresado por los graves problemas respiratorios que sufrió a raíz de vapear a diario ha puesto una demanda contra la empresa Juul, al considerar que fue víctima de su "marketing engañoso". A través de sus abogados, el joven -que según los expertos tiene los pulmones como si tuviera "70 años"- acusa a la compañía de promocionar deliberadamente sus productos entre los adolescentes y transmitir el mensaje de que vapear aumenta el estatus social.

Químicos peligrosos

La demanda presentada por Hergenreder contra la empresa de cigarrillos electrónicos argumenta que la campaña de marketing de los productos de Juul está enfocada para captar la atención de los jóvenes, promocionando el vapeo como un mecanismo para escalar peldaños en el estatus social. Además, los letrados del joven señalan que la compañía nunca puso en conocimiento de los consumidores que los productos comercializados contenían químicos peligrosos.

Menor

La acometida del chico -natural de la localidad de Gurnee, Illinois- también arremete contra una gasolinera del municipio vecino de Waukegan, en la que presuntamente le vendían regularmente al joven productos de la marca Juul a base de nicotina cuando este todavía no había cumplido los 18 años.

"Cuando comencé a vapear no sabía qué era la nicotina", señala este joven en declaraciones recogidas por el canal WLS-TV. Hergenreder estuvo durante más de año y medio consumiendo al menos una cápsula de la marca Juul al día, lo que acabó provocándole una infección pulmonar. Tras ser hospitalizado por un episodio de vómitos, los médicos comprobaron que los pulmones del joven -que según los expertos están como si tuviera "70 años"- solo funcionan parcialmente y para ser operativos necesitan la ayuda de una máquina artificial.