Un chico, de 21 años y nacionalidad boliviana, ha violado de forma brutal y le ha pegado una paliza a una mujer brasileña de 41 años que se estaba prostituyendo.

Los hechos pasaron el sábado, a las 2.30 horas de la madrugada, en la avenida Antonio Ferrandis de Valencia. El agresor pegó puñetazos a la víctima y la violó.

Le ha roto la mandíbula

La mujer se estaba prostituyendo en la calle donde la atacó el agresor. Fue entonces cuando el chico bajó de un taxi y se acercó a ella, que pensaba que era un cliente. El chico, sin embargo, empezó a pegarle puñetazos de forma salvaje, según informa el Levante – EMV. La paliza fue tal que le rompió la mandíbula.

No buscaba sexo

Según fuentes policiales, la reyerta fue sin motivo alguno aparente: el agresor no buscaba sexo por dinero. No obstante, después de destrozarle la cara, el chico no tuvo bastante y violó a la víctima.

Un conductor la rescató

Un testigo fue a socorrer a la víctima, que tenía la cara toda ensangrentada, después de oír sus gritos de auxilio. La mujer tenía heridas por todo el rostro y la ropa destrozada y arrancada.

Este hombre retuvo al agresor junto con la ayuda de otro hasta que llegó la policía. La víctima fue trasladada al Hospital Fe de Valencia, donde le hicieron el reconocimiento médico y la atendieron por las heridas que tenía.

El detenido es proxeneta

Según el testimonio de la mujer, el chico es el proxeneta de otro grupo de prostitutas que ejercen en la misma zona donde ella estaba ofreciendo sus servicios. Es por eso que se investiga si esta brutal paliza tiene relación con el control de la prostitución en esta zona de la ciudad.

Lo han dejado en libertad

Las autoridades detuvieron al joven por un presunto delito de agresión sexual y lesiones. Sin embargo, ha quedado en libertad con cargos a la espera de que la víctima declare ante el juzgado.