Los Mossos d'Esquadra han detenido a un chico de 18 años por haber abusado sexualmente presuntamente de una niña de 10 años en Calella (Maresme), según han confirmado fuentes de la policía catalana a ElCaso.com.

Abuso de una niña de 10 años

El pasado domingo día 3 de noviembre, la Policía Local de Calella, a raíz de una llamada al 112, hizo una intervención para atender un posible caso de abusos sexuales a una menor, una niña de 10 años, en un parque en la frontera entre Calella y la playa de Poblenou.

Aunque el padre de la niña vive en Pineda, en el momento de recibir el aviso, la menor se encontraba en casa de su abuela en Calella.

Un joven extranjero huido de un centro de menores

El joven acusado de este abuso sexual es un chico huido de un centro de menores de Barcelona que, en un primer momento, después de los hechos, huyó y anoche se entregó a los Mossos d'Esquadra.

Según ha explicado el joven, el agresor y la víctima se conocían desde hacía unos meses y habían iniciado una relación sentimental, todo y que no aprobada por el padre de la menor, que denunció los hechos cuando fue conocedor.

El detenido pasará a disposición de la justicia. Los Mossos d'Esquadra han confirmado que tienen una investigación abierta y no han querido facilitar la edad ni la nacionalidad del detenido. ElCaso.com ha podido saber que el detenido ya tiene más de 18 años -aunque todavía estaba alojado en el centro de menores de Barcelona de donde se escapó- y que es de nacionalidad marroquí.

Alboroto con los MENA de Calella

Aunque en un primer momento se acusó directamente a los jóvenes alojados en el Hotel Marisol de Calella -centro de menores de emergencia-, desde el consistorio se ha informado de que el joven que abusó presuntamente de la niña de 10 años no estaba en este centro. Otras fuentes, sin embargo, aseguran que el joven detenido vivía en una casa ocupa del municipio y que hacía mucho tiempo que no había ingresado en ningún centro de menores, ni en Barcelona ni en Calella.