Un chico canario de 20 años ha sido la víctima de un "error" fatal. Joseph William-Torres, de padre inglés y madre canaria, murió asesinado en Londres porque lo confundieron con un miembro de una banda violenta rival.

El joven estaba, el 14 de marzo del año pasado, con un amigo en su coche, en el barrio de Walthamstow. Según explica la BBC, tres miembros de una banda juvenil lo vieron y lo confundieron con un miembro de una banda rival.

Muerte a tiros dentro del coche

De hecho, el joven canario tenía las mismas características físicas que al joven a quién querían matar como revancha por otro asesinato, y, cuando lo vieron dentro del coche, le dispararon varias veces al pecho y a las piernas. En menos de dos minutos, los tres gángsteres ya habían huido.

Los servicios sanitarios intentaron asistirlo rápidamente, pero murió de camino al hospital. La policía abrió una investigación y todo apuntaba, desde un inicio, a un ataque premeditado, pero la fiscalía no entendía por qué lo habían matado a él.

Las cámaras de seguridad facilitaron que se identificaran los tres jóvenes que lo mataron: Hamza Ul Haq, de 21 años, Loic Nengese, de 19, y un menor de 16 años, miembros de la banda Mali Boys. El tiroteo, que acabó con la vida de un inocente, formaba parte de una escalada de violencia entre bandas en Londres.

altar joseph

El funeral reunió centenares de personas

Con respecto a Joseph William-Torres, la familia lo enterró en un funeral multitudinario. Una campaña online recogió cerca de 3.000 euros para hacer frente a los gastos y para dar apoyo a los familiares, especialmente a la madre del chico.