Un chico de 18 años de un colegio de Florida (Estados Unidos), ha sido acusado del intento en primer grado de solicitar un asesino para un trabajador de su escuela.

El joven ofreció 90.000 euros para cometer el crimen

El joven, Nicholas Robert Godfrey, había escrito en su cuenta de Instagram la solicitud, pidiendo un asesino profesional para "matar a alguien", y ofreció unos 90.000 euros. Aseguró que no se trataba de ninguna broma, y que quería alguien que lo hiciese de verdad lo antes posible, según explica NBC News.

Cuando la policía detuvo a Godfrey, éste aseguró que no tenía intenciones reales de matar a nadie. Sin embargo, las autoridades de la zona le recordaron que el sólo hecho de amenazar es un delito grave.