Un chico de 26 años, muy borracho y drogado, ha sido detenido después de tumbarse en plena carretera N-121-A para cortar el tráfico. 

Los hechos han pasado este fin de semana en el término municipal navarro de Bera (Navarra). El chico es un vecino de Teruel que ha actuado de forma totalmente intencionada para conseguir su objetivo.

Drogado y borracho

Según se ha podido saber, el chico paró en medio de la carretera y se tumbó para cortar un carril. Cuando agentes de la Policía Foral se desplazaron hasta el lugar concreto donde estaba, le hicieron las pruebas de alcoholemia y drogas, y dio positivo en ambas.

Finalmente, las autoridades acabaron deteniéndolo por un delito de desobediencia grave. El altercado no provocó más incidentes, aunque se encuentra de una carretera en la que hay muchos accidentes mortales.