Un chico de 20 años de Gainesville, en el estado norteamericano de Florida, ha sido detenido por intentar hacer abortar a su novia, embarazada de 19 semanas, de manera muy violenta.

Los hechos pasaron el viernes por la noche, en casa de la víctima. El joven abroncó a su pareja, diciéndole que "no puedo permitir que tengas mi hijo", antes de tirarla al suelo de la sala de estar, arrastrándola por el pelo, y de empezar a darle puñetazos y patadas al abdomen. Después, la arrastró escaleras arriba, mientras la seguía apaleando.

La víctima intentó huir y pedir ayuda, pero al hombre la atrapó y la volvió a llevar al piso de arriba. Allí, le dio una navaja y le ordenó que se suicidara: le dijo que cogiera el cuchillo y se cortara las venas, especificando que lo hiciera "verticalmente" para que "diera resultado".

Violada con un cuchillo en el cuello

Cuando la víctima se disponía a hacerlo, el hombre la paró, la tiró al suelo y, poniéndole el cuchillo el cuello, la violó. La mujer acabó con contusiones y hematomas en el vientre, en los brazos, en el pecho y en las piernas, con la mandíbula inflada, un ojo a la virulé y un pequeño corte en la cabeza.

Joseph Bernard Combs

Joseph Bernard Combs, el detenido por intentar hacer abortar su pareja

Poco después, la policía detenía al sospechoso, Joseph Bernard J. Combs, como autor de los presuntos delitos de tentativa de homicidio, de agresión sexual con violencia y de secuestro. El juez lo ha enviado a la prisión con una fianza de 3,5 millones de dólares.