Brian P. M., de 20 años, ha sido condenado por la Audiencia de Sevilla a diez años de prisión por agredir sexualmente a la sobrina de 4 años de su novia.

Los hechos pasaron el 5 de abril de 2016, en Sevilla (Andalucía). El chico estaba solo en la habitación de su novia, con la sobrina de esta, y aprovechó para introducir su pene en la boca de la menor.

Iba a menudo a la casa

El condenado tenía una estrecha relación de confianza con la menor, porque iba cada día a la casa de su novia, donde también vive la pequeña. En el momento de la agresión, la víctima acababa de cumplir cuatro años.

Brian aprovechó que su novia se fue unos minutos de la habitación para atacar a la niña e introducirle el pene en la boca, mientras la pequeña intentaba resistirse apartándolo con las manos.

Condenado por violación

Según la Audiencia sevillana, el condenado la agredió sexualmente porque "se valió de su situación de superioridad y ascendencia respecto de la sobrina de su novia".

Además, según los jueces, la niña, que sólo tenía 4 años cuando pasaron los hechos, no tenía conocimiento ni se encontraba en condiciones de negarse a la actividad sexual.

Un testimonio veraz

Las autoridades le hicieron una exploración a la niña, que se llevó a cabo como prueba preconstituida con asistencia del fiscal y de los letrados de la acusación particular y de la defensa, informa el Diario de Sevilla.

El tribunal considera que el testimonio que ha dado a la niña de los hechos es veraz, porque no ha cambiado desde que pasó la violación y porque duda de que la víctima "actúe con resentimiento". Además, tampoco hay pruebas que su versión esté alterada por terceras personas.

Disculpas a la familia

El tribunal también tiene en cuenta unas conversaciones de WhatsApp entre Brian y su novia, en las que él pide perdón a la familia y a su pareja y no niega los hechos.

Aunque en el juicio el condenado ha intentado explicar estas conversaciones, asegurando que se sentía "presionado", los jueces creen que miente, ya que, aseguran, nadie que no haya cometido estos hechos "asume que los ha cometido".

No tiene derecho al tercer grado

Además de la condena, la Audiencia también ha aplicado el artículo 36.2 del Código Penal, de manera que Brian no tendrá acceso al tercer grado penitenciario hasta que no haya cumplido, al menos, la mitad de su condena.

Aparte de los 10 años de prisión, el tribunal también le ha prohibido acercarse a la pequeña a menos de 300 metros durante otros diez años.