Un niño de 13 años se ha introducido un cable eléctrico de más de 70 centímetros por el pene porque quería saber de dónde vendía la orina y ha acabado muy mal.

Se introduce un cable de 70 centímetros por el pene

Los hechos han pasado en Dongguan, una ciudad china, según informa The Paper. Todo empezó hace tres meses cuando el niño empezó a tener curiosidad por saber de dónde provenía la orina.

Por esto mismo, decidió introducirse un cable eléctrico de más de 70 centímetros de longitud por la uretra, que es la parte del pene por la que se orina. Xiao He, el protagonista de esta surrealista noticia, se pensaba que se podría sacar el cable sin ningún problema, pero no fue así.

Cable en el pene durante tres meses

Estuvo mucho rato intentando expulsar el cable, pero no podía. No obstante, no le dio importancia y se lo dejó en el interior de su pene durante más de tres meses.

Al cabo de un tiempo, se empezó a encontrar mal y orinar con sangre y mucho dolor. Por este mismo motivo, decidió ir a urgencias y cuando los médicos vieron lo que había en el interior de su pene se quedaron de piedra: el cable de más de 70 centímetros.

Operacion Urgencia

Un niño de 13 años ha sido operado por introducirse un cable de 70 centímetros por el pene / Archivo

Afortunadamente, los médicos le han podido retirar el cable eléctrico gracias a una operación quirúrgica y el chico se ha recuperado sin problemas, pero si hubieran tardado más a sacárselo, le habría podido causar graves problemas de salud.