El juez de guardia ha dictado libertad provisional para los tres acusados del secuestro y violación de una chica de 25 años en una nave abandonada del barrio del Poblenou de Barcelona. Hoy han declarado los tres en la Ciutat de la Justícia, los dos hombres detenidos por los Mossos y la mujer acusada de detención ilegal.

De los tres detenidos sólo uno ha respondido las preguntas de todas las partes, según informa el TSJC. Los otros dos se han limitado a contestar a sus abogados. La Fiscalía no ha pedido la prisión provisional y por eso los juez los ha dejado en libertad.

También ha declarado la víctima que ha reconocido los tres acusados que hoy han comparecido y un cuarto que los Mossos d'Esquadra todavía están buscando. El juez ha dictado la libertad provisional y los ha retirado el pasaporte y los ha prohibido salir del país. También se tendrán que presentar una vez por semana en los juzgados.

El juez está pendiente ahora de los resultados de las pruebas de ADN que permitirán la identificación de los agresores. Este trámite, sin embargo, está ya en manos del juzgado de Instrucción 8 de Barcelona que es quien a partir de ahora se encargará de la investigación del caso.

La víctima -de nacionalidad rusa- fue retenida contra su voluntad durante dos días hasta que se pudo escapar de sus capturadores, dos hombres rumanos y una mujer española que fueron arrestados este viernes por los Mossos d'Esquadra.

Aturdida y malherida

Los hechos tuvieron lugar el pasado 16 de julio, cuando unos peatones llamaron a emergencias después de tropezarse consigo con una joven que parecía aturdida y malherida. Según ha detallado la policía en un comunicado, la chica presentaba azules en piernas y brazos y sangraba por la boca.

Después de una primera visita al Hospital Clínico, la mujer explicó a los policías que se hicieron cargo del caso de que se encontraba durmiendo a la Estación del Norte cuándo un grupo de personas que no conocía la despertaron a golpes y se la llevó a la fuerza hasta una nave abandonada al Poblenou.

La víctima relató que hasta cuatro personas la forzaron sexualmente durante los días que pasó en esta especie de "campamento" que tenían montada a los arrestados en el solar destartalado donde vivían. Pero la chica no sólo sufrió la violencia de los hombres del grupo, sino que la mujer que los acompañaba también la maltrató.

Además, la joven sospecha que sus capturadores la estuvieron drogando, porque tiene numerosos vacíos en la memoria.

Investigación

Los tres sospechosos fueron identificados por la víctima antes de que los agentes de los Mossos d'Esquadra se presentaran en el lugar de los hechos y los detuvieran por un delito de retención ilegal y de agresión sexual continuada. La investigación continúa abierta para intentar identificar a otras dos personas más que podrían estar implicadas en el secuestro y que también residían en esta antigua fábrica del barrio barcelonés.

La víctima ha declarado ante el juez de guardia y ha reconocido a cuatro agresores hombres, dos de los cuales están detenidos.