Una chica de 19 años está siendo investigada por causar un gran incendio mientras quemaba las cartas de su ex en su apartamento en Nebraska. Según ha informado la policía de la localidad de Lincoln, la joven estaba utilizando un soplete de butano para reducir a cenizas la correspondencia cuando las llamas han saltado a la alfombra, extendiéndose rápidamente por el piso y el resto del edificio. Pese a los daños causados en el inmueble, ningún vecino ha resultado herido. La mujer está imputada por un delito de incendio por negligencia.

Siesta

Los hechos tuvieron lugar este miércoles en un apartamento del municipio de Lincoln, en Nebraska. Una chica de 19 años utilizó un soplete de butano para quemar las cartas de su ex y dejó algunas ardiendo en el suelo de su dormitorio para irse a otra habitación del piso a echarse una siesta. Al despertarse, la joven comprobó que la alfombra de la habitación estaba en llamas.

El fuego se expandió rápidamente por el apartamento y por el resto del edificio, provocando daños en el inmueble valorados en 4.000 dólares. Los bomberos acudieron al lugar y consiguieron apagar en cuestión de minutos las llamas, que no dejaron ninguna persona herida. La joven está siendo investigada como presunta autora de un delito de incendio por negligencia.