Una chica de 25 años ha sido detenida por haber contratado a un niño de 12 años por quemar la furgoneta de su expareja, según ha explicado la Guardia Civil en un comunicado este martes. La policía también ha detenido a un chico, de 27 años, que fue el encargado de comprar la gasolina que tenía que utilizar al niño quemar la furgoneta. La chica le dio 200 euros al menor de edad para quemar la furgoneta.

La expareja de la víctima, todos vecinos de Granada, sabía que el chico trabajaba como repartidor y que sin furgoneta se podía quedar sin trabajo, un hecho que amplificaba el perjuicio que causaba contra él.

Rompió las ventanas de la furgoneta y prendió fuego

El incendio se produjo el pasado 15 de septiembre, cuando el menor, acompañado en todo momento por el otro detenido, presuntamente rompió una de las ventanillas de la furgoneta, la roció de gasolina y le prendió fuego. La furgoneta quedó completamente calcinada, aunque la rápida actuación de los bomberos impidió que el resto de los vehículos próximos también quemaran.

La víctima denunció los daños en su vehículo y explicó a la policía que sospechaba de su expareja, ya que le exigía 1.600 euros que aseguraba que le había dejado, cuándo eran pareja, para comprar la furgoneta.

Pagó 200 euros al menor de edad para quemar la furgoneta

La policía finalmente pudo atar cabos y confirmó que la chica había intentado que el joven de 27 quemara la furgoneta, pero como había acabado de salir de la prisión, dijo que era mejor engañar a un niño con el fin de hacerlo. Decidieron que fuera el menor, a cambio de 200 euros, ya que como tenía menos de 14 años no podía ser imputado por estos hechos.

La Guardia Civil también ha sabido que el hombre detenido que el detenido el mismo día del incendio acudió a una gasolinera próxima y compró un litro de gasolina.