Nerea Arceo Barreiro, una chica de 17 años residente en Rois (Galicia), ha decidido suicidarse tras no soportar meses de presunto acoso escolar por el simple hecho de haberse declarado bisexual, un terrible suceso que ha encendido todas las alarmas, pues nadie a excepción de su familia fue capaz de detectarlo.

Se teme que el caso de Nerea pueda ser la punta de un iceberg gigante, pues los casos de acoso escolar se han disparado los últimos años con la proliferación del uso de las redes sociales por parte de los jóvenes.

Depresión adolescente / Pixabay

Nerea, una adolescente gallega de 17 años, se ha suicidado tras años sufriendo acoso escolar / Pixabay

La chica cayó en depresión y se intentó suicidar varias veces

La familia de Nerea, según La Voz de Galicía, ha denunciado que la joven sufrió durante tiempo acoso escolar en los colegios de Rois y de Bertamiráns.

Sobre esta acusación, la directora del CEIP A Maía, donde Nerea estuvo el curso 2015/16, aclara que el centro jamás tuvo constancia de ello. "En ningún momento hubo indicios entre el profesorado de acoso escolar, ni inquietud ni manifestación en este aspecto por parte de su familia", afirma Isabel Abelleira. "Cualquier indicio de acoso escolar es motivo para iniciar un expediente de acoso, y de haber la más mínima sospecha de una situación de acoso, nosotros, el centro, seríamos los primeros en actuar", añade.

Además, en horas no lectivas el acoso siguió a través de las redes sociales, presuntamente. Está dura situación llevó a Nerea a caer en una gran depresión y intentarse suicidar en varias ocasiones, un deseo de morir que finalmente la joven ha cumplido. 

Policia local Galicia / Pixabay

La policía trata de averiguar si se produjo o no acoso escolar y quiénes lo llevaron a cabo / EFE

Las asociaciones LGTBIAQ+: "Es un asesinato social"

“El odio ha vuelto a matar. Nerea se quitó la vida porque no podía soportar tanto odio. No es solo un suicidio, es un asesinato social", han declarado conjuntamente a través de un comunicado las asociaciones LGTBIAQ+ ( lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, transexuales, travestis, intersexuales y queers) de Galicia. "Todas y cada una de las personas que la odiaban por ser bisexual, y que lo demostraron, son sus asesinos. Todos aquellos que quizás no la odiaron, pero tampoco la apoyaron, quienes miraron para otro lado cuando fue agredida, por miedo o indiferencia, son cómplices de asesinato", han añadido.

Hay que remarcar que la familia de Nerea, que no descarta emprender acciones legales contra los presuntos acosadores de su hija, se ha desvinculado de las manifestaciones de los colectivos LGTBI.