Una chica de 14 años de Madrid que estaba de colonias en Comillas, en Cantabria, murió al volcar la canoa con la cual estaba haciendo un descenso del río Cares, en Asturias, este fin de semana. La tragedia pasó durante una de las actividades que se tenían previstas por este fin de semana en el marco de los campamentos donde participaba la menor de edad.

Veinte adolescentes y cuatro monitores habían iniciado el descenso a las cuatro de la tarde y, unas dos horas después, la canoa de dos plazas con la que viajaban la joven muerta junto con otra componente del grupo volcó al llegar a una zona de rocas y rápidos, a un kilometro de la localidad de Mildón, en el municipio asturiano de Peñamellera Alta.

Sin cobertura en la zona

Después de volcar, las dos cayeron de la embarcación y quedaron sumergidas y sólo una de ellas salió a flotación sin que la búsqueda que realizaron los monitores tuviera éxito. Como no pudieron localizar a la chica, se marcharon y fueron a pedir auxilio, ya que la zona, por su orografía, no permitía la cobertura de teléfonos móviles.

Unos cincuenta minutos después consiguieron contactar telefónicamente con el 112 para informar que había pasado y uno de los monitores localizó, pasadas las 20.00 horas, el cuerpo de la joven semisumergido entre unas rocas sin que fuera posible su extracción en la superficie.

Complicada recuperación del cadáver

Después de examinar la zona y hacer una limpieza de arbustos, los agentes de la Guardia Civil montaron desde una barandilla de la carretera una línea de vida para descender de manera segura hasta el río y una tirolina desde una orilla en la otra, de manera que sirviera de pasamanos para los submarinistas dado el fuerte corriente del río. Finalmente se pudo retirar el cuerpo de la chica, de 14 años, que fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Oviedo, donde hoy se le practicará la autopsia.