Las pruebas forenses lo confirman: el cuerpo que ha aparecido en el mar cerca de Santoña (Cantabria) es el de Celia Cavia, la niña de 14 años que desapareció cuando salía del instituto.

El cuerpo ha sido trasladado por un pesquero y un barco de la Guardia Civil al puerto de la localidad cantabresa, donde se ha procedido al levantamiento del cadáver. Después de ser trasladado al Instituto Anatómico Forense de Santander, se ha confirmado la sospecha de que era la menor desaparecida.

Un pesquero ha encontrado el cuerpo

El barco 'El Romu' ha encontrado el cadáver minutos antes de las siete de la mañana de este lunes, cuando navegaba a más de un kilómetro de la costa. Ha sido entonces cuando se ha dado voz de alarma a los servicios de emergencia, así como a la Guardia Civil, que ha desplazado una embarcación al lugar y que ha trasladado el cuerpo al Puerto de Santoña.

Un agente que se encarga del caso ha notificado a la familia de la desaparecida del hallazgo, y un equipo de psicólogos de Cruz Roja ha estado dando apoyo a los familiares en todo momento.

Por su parte, el delegado del Gobierno en Cantabria, Eduardo Echevarría, ha dado el pésame a la familia de la menor, a la que ha enviado "todo su apoyo en estos duros momentos de dolor".