"¡Se estaba aprovechando de él! Anda que una" declara Rossi, una vecina del barrio de Castro Urdiales. Rossi vive al lado de la Plaza de Toros, la misma zona donde el pasado 28 de septiembre encontraron la cabeza decapitada de Jesús María. La principal sospechosa del crimen es Mari Carmen, su pareja, y varios vecinos, los que aún tienen ganas de hablar del tema, aseguran que no era una persona de confianza.

La incógnita sobre el motivo que la llevó a cometer presuntamente tal atrocidad sigue sin resolverse, aunque numerosos vecinos aseguran que se aprovechaba de él y que"vivían de su dinero". Alexander R. lleva más de 20 años viviendo en Castro y, en declaraciones a ElCaso.com, explica que es posible que Mari Carmen "contratara a un sicario". Aparte del dinero, comenta que también había "amantes", hecho que podría haber desencadenado el crimen, comenta.


"Ella siempre iba a la Casa de Andalucía. ¡Allí todavía están horrorizados!"

Mari Carmen hacía siete años que residía en Castro Urdiales y era procedente de Cádiz. Poco tiempo después de llegar al pueblo se casó con Jesús María, un hombre de origen vasco de 67 años "tranquilo" y "muy normal", tal como lo describen amigos y vecinos del municipio.

Todo cambió cuando el pasado mes de febrero Mari Carmen explicó a los familiares que su marido Jesús María la había dejado y se había llevado 12.000 euros de su cuenta. A pesar de que los familiares, en un primer momento se creyeron la versión de la mujer, el mes de abril, un primo de la víctima decidió denunciarla. 

WhatsApp Image 2019 10 09 at 14.28.11

Bloque de pisos donde reside Mari Carmen, la principal sospechosa del crimen / N.Torrents

"Yo no sospechaba de ella, pero sí que pensaba que sabía la verdad porque una cosa así no pasa de la noche a la mañana en un matrimonio que está bien", dice su primo de la víctima en declaraciones a Telecinco. Es a partir de este momento que Mari Carmen habría empezado a trazar su plan rocambolesco para deshacerse del cuerpo de su marido, que la llevaría a poner su cabeza hervida o quemada dentro de una caja de cartón.

Tras el supuesto crimen, la mujer habría retomado su vida normal para no levantar sospechas: habría asistido a las fiestas que se celebraban en el pueblo, e incluso habría repartido croquetas entre los vecinos

Actualmente, la gente del pueblo sigue sin entender nada de lo que pasó. "Siempre iba a la Casa de Andalucía a bailar sevillanas. ¡Allí todavía están horrorizados"!, explica una vecina de la localidad. A pesar de que algunos vecinos afirman que la "pareja era normal", otros aseguran que había amantes y "terceras personas".

El sicario

Otra hipótesis que también ha cogido fuerza estos días es que la mujer habría contratado a unos sicarios para que la ayudaran a cometer el crimen y que "la cabeza decapitada" sería la prueba conforme habían cumplido su parte. La presunta asesina les habría pagado los 12.000 euros que el mes de febrero habían desparecido de la cuenta de Jesús María. Un dinero que ella había argumentado que se lo había llevado Jesús para marcharse de vacaciones y abandonarla.

Actualmente, Mari Carmen está en prisión provisional sin fianza. El caso lo está investigando la Guardia Civil. No se ha avanzado ninguna información de la investigación, que se encuentra bajo secreto de sumario.

WhatsApp Image 2019 10 09 at 14.28.36

Bloque de pisos donde encontraron la cabeza / N.Torrents