La Guardia Civil ha registrado la casa del sospechoso de la desaparición de Marta Calvo, con quien quedó hace tres semanas para tener una cita, y asegura que ha sido limpiada con lejía.

Los investigadores se encontraron con un inmueble muy limpio que olía mucho a lejía

 

El hombre de 35 años que vive en el inmueble desde el cual Marta envió su ubicación a su madre está desaparecido. Es de origen colombiano, tiene antecedentes penales y se le describe con tez morena, gafas y barba. 

En un primer momento se pensó que Marta había conocido al sospechoso en una aplicación de citas pero su madre lo ha negado y todos los indicios apuntan a que la desaparecida conoció al joven en el bar en el que trabajaba.