Adriana, la madre de la niña de cinco años que fue hallada muerta el lunes en la habitación de un hotel de Logroño, dejó dos cartas de despedida: una, al padre de la niña y otra a una amiga. 

En la carta dirigida al padre le hace saber que su decisión es la correcta. "Hace tiempo que había escrito esto. Lo siento mucho papá, pero ahora que tengo a Carolina a mi lado, en este instante, veo que hago lo correcto. Ella hoy decía 'Mami no quiero volver, solo estar contigo, estoy tranquila'", escribe.

También le pide perdón. "Solo te pido que lo que es mío, luches por ello porque es tuyo. A Ramón le dejé el plan de pensiones. Papá, es poco pero se lo dejé a él. A Dani dale todas mis joyas de oro y lo que consideres. Estoy tranquila, así que solo te pido perdón por todo. Te queremos", se despide.

"La niña me dice que solo quiere estar conmigo. Veo que hago lo correcto"

 

La segunda carta va dirigida a una amiga suya: "Neni, no te sientas mal, amiga. Esto es una carrera de fondo y mi meta llegó ya. Ha sido larga y con mucha resistencia. No te enfades, cielo. Solo siento paz amiga. Necesito descansar de todo esto".

A su vez, han salido a la luz las cartas de la abuela de la niña, que también se encontraba en el hotel con ellas y apareció muerta en el río Ebro días más tarde. En este caso, va dirigida a su hijo: "Cariño, te pido perdón aunque sé que no me lo merezco. Esto no lo he hecho por Adri ni por Carol. Yo me equivoqué, metí la pata hasta el fondo. He intentado arreglarlo por todos mis medios pero no lo he podido hacer. Te lo cuento todo tal y como pasó. En mi teléfono tienes todas las pruebas de lo que aquí te cuento".

La mujer le explica que ha sido víctima de una estafa de 100.000 euros por parte de un hombre que le dijo que trabajaba en la ONU y que necesitaba dinero para cuidar de su hijo enfermo. "Conocí a un chico. Me rogó y suplicó que lo ayudara porque su hijo estaba muy enfermo. Es ingeniero naval, inglés, trabaja para la ONU. Todo esto es verdad. Lo ayudé pero me engañó. No me justifico porque no tengo justificación. Solo te pido que algún día me puedas perdonar. He estado seis meses luchando y sufriendo con esto y no puedo más".

EFE

Un momento de la concentración "Por Carolina", en recuerdo de la niña de 5 años asesinada en Logroño / EFE