Sorpresa mayúscula de una camarera del Starbucks al encontrarse una mochila con 50.000 euros. La chica, una trabajadora filipina de 27 años, decidió ponerse en contacto con la policía para localizar al propietario del dinero, un cliente de la cafetería donde trabaja situada en un centro comercial de Dubái, según publica el diario Gulf News.

Dos cheques y documentos importantes

Antes de ponerse en contacto con la policía, la joven Mae Anne Olmidillo, esperaró unas horas por si el cliente volvía a la cafetería. En la mochila también había dos cheques por valor de 123.000 y 1.500 euros y otros documentos importantes, según explica la Dirección General de la Policía de Dubái que agradeció el gesto de la joven de devolver todo el que había dentro de la bolsa.

Mae Anne Olmidillo, explica que "me quedé en la comisaría de policía hasta que llegó el propietario. Me dio las gracias por devolverle la bolsa".