Un perro ha encontrado el cadàver de Noemí Pérez López, la joven desaparecida este verano en Alcantarilla. Después de cuatro meses buscando a la joven, de 31 años y madre de un hijo pequeño, un perro y su dueño han encontrado su cuerpo ya en descomposición, mientras paseaban por un paraje entre Javalí Viejo y La Ñora.  

Los restos de la joven fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Murcia, donde los forenses continúan con el examen para tratar de esclarecer las causas de la muerte, que podrían ser accidentales o bien podria tratarse de un homicidio. 

Un perro encuentra los restos del cadáver de Noemí Pérez

Un perro ha encontrado el cadáver de Noemí Pérez, después de 4 meses desaparecida. El animal olisqueava unos arbustos y empezó a escarbar el terreno. Su propietario, interesado por lo que su perro removía, se acercó y vió un cuerpo putrefacto. Inmediatamente, el hombre llamó a la Policía Nacional. 

Los investigadores, a falta del resultado de la autopsia, trabajan desde un primer momento con la premisa de que el cadáver pertenece a Noemí. Los agentes lo sospecharon al ver que la víctima llevaba una mochila de color rosa con lentejuelas, la misma que el día que desapareció, tal y como se precisó en la imagen difundida por la Asociación SOS Desaparecidos. El cartel que se distribuyó a medios de comunicación y por redes sociales mencionaba la “mochila pequeña y bandolera rosa”, además de otras características de la joven. Dos testigos del macabro hallazgo señalan que "serían las doce del mediodía cuando la policía ha acordonado todo porque ha empezado a venir mucha gente”. Además, afirman haber escuchado a los agentes que “el cadáver llevaba en la rambla, al menos, siete u ocho días”. 

La sospecha de que esos restos podrían pertenecer a Noemí a dolido mucho a su familia. Sus padres, Irene y Santiago, llevaban más de cuatro meses organizando batidas para buscarla desde que denunciaron su desaparición en la Comisaría de Policía en Alcantarilla. “Hemos hecho en el coche más kilómetros buscando a mi hija que si hubiésemos dado la vuelta al mundo”, detalla la madre de la desaparecida, Irene, a ‘El Español’. 

Encuentran el cadáver de Noemí Pérez / SOS Desaparecidos

Un perro encuentra el cadáver de la desaparecida Noemí Pérez / SOS Desaparecidos

La policía confirmó a los padres la muerte de Noemí Pérez

El perro condujo a la policía a encontrar el cadáver de Noemí y los agentes comunicaron la devastadora noticia a su familia: el cuerpo sin vida hallado de manera fortuita cerca de un cementerio pertenecía a su hija.  

Por el momento, no hay conclusiones sobre la causa de la muerte de Noemí. Una de las hipótesis que se barajaba inicialmente al descubrir el cadáver era que la joven se habria suicidado. Sin embargo, diversas fuentes policiales confirman que han identificado signos de violencia, hecho que dificulta la hipótesis inicial.  Parte de las sospechas de los investigadores de que podría tratarse de una muerte violenta se deben al avanzado estado de descomposición que presenta el cuerpo de Noemí y al hecho de que haya pasado inadvertido desde julio. Por allí ha pasado muchísima gente -en el Día de Todos los Santos, por ejemplo- durante estos cuatro meses, y resulta extraño pensar que nadie se percató de su presencia. Eso lleva a la policía a plantearse la hipótesis de que el cuerpo sin vida de Noemí pudo ser trasladado de forma intencionada, con el objetivo de ocultar el cuerpo en un sitio de difícil acceso. 

De todos modos, los restos cadavéricos serán sometidos a una minuciosa autopsia en el Instituto Anatómico Forense de Murcia para aclarar las causas del deceso y, además, la policía ya ha empezado a tomar declaración.

La Policía Nacional ha comunicado la muerte de Noemí Pérez a su familia / Europa Press

La Policía Nacional ha comunicado la muerte de Noemí Pérez a su familia / Europa Press

Los investigadores sospechan que Noemí fue asesinada

La policía prevé una larga investigación: “habrá que recuperar todas las circunstancias de su desaparición y ver qué contactos mantuvo”, afirman fuentes policiales. Además, desde la Jefatura Superior de Policía en Murcia han indicado que la investigación se encuentra bajo secreto de sumario

La localidad de Alcantarilla está consternada tras conocer el trágico final que ha tenido la desaparición de esta vecina, de 31 años. Un final devastador por Noemí Pérez, su hijo y su familia, tras cuatro meses en su busca. Numerosas personas expresaron en redes sociales las condolencias a la familia de la chica desaparecida, mientras que otras, más prudentes, indicaron que ha de concluirse la investigación que confirme la identidad de la difunta. Por su parte, la policía ya ha dado su versión, pese a no clarificar las causas de la muerte.