Dos senderistas han encontrado el cadáver de una chica en Muiños, un pueblo abandonado en la provincia de Ourense y, según fuentes oficiales, "todo apunta a que se trata de los restos mortales de Nerea Añel", una joven de 27 años que desapareció por la zona en el mes de enero. De hecho, medios como El Faro de Vigo lo dan por hecho.

Cartel Nerea Añel

Cartel de búsqueda de Nereal Añel / Centro Nacional de Desaparecidos

La madre de Nerea ya se temía lo peor

"Mi hija llevaba dos años en un mundo que no era bueno. A mi hija la engañaron y se la llevaron, y a lo mejor ahora tiene miedo. O eso o está muerta". La voz de alerta la dio Belén, la madre de Nerea, que tras los primeros días de búsqueda incesante de su hija empezó a temer que algo malo le podría haber sucedido.

Lugar donde ha sido encontrado el cadáver de una chica de 27 años, en la provincia de Ourense / Google Maps

Una búsqueda incesante pero infructífera

Nerea,  una chica de 27 años, 1,70 metros de altura, pelo castaño, ojos verdes y tatuajes en los brazo, fue vista por última vez el 20 de enero cerca de un motel de la localidad ourensana de Barbadás. Los trabajos de búsqueda fueron incesantes, y abarcaron una zona muy amplia, pero no dieron resultado, lo que incluso provocó que se pensara que seguía viva.

A falta de la autopsia que determinará si el cadáver es el suyo o no, todos los indicios apuntan a que Nerea fue asesinada cerca del último punto donde fue vista.