La familia Richardson, del condado de Sumter, en Florida, llora estos días la muerte de Zeus, su cachorro de pitbull de sólo ocho meses, que se sacrificó por defender dos de los niños de la familia cuando les atacaba una serpiente venenosa.

Los hechos pasaron el lunes por la tarde, cuando los dos niños estaban en el exterior de la casa limpiando el plato del agua del perro. Ni siquiera se dieron cuenta de que se les acercaba una serpiente muy peligrosa: una serpiente de coral, una de las más venenosas que viven en la Norteamérica.

serpiente de coral

Los padres pudieron capturar la serpiente para poder acertar el antídoto / FOX35 Orlando

Cuando la serpiente estaba ya junto a uno de los niños, el perro corrió y empezó a atacar la serpiente antes de que los pudiera atacar a ellos. El reptil mordió cuatro veces el perro. Cuando los padres salieron y vieron el estado del perro, corrieron al veterinario.

Murió el día siguiente

En un principio, todo parecía que iría bien y que el antídoto para el veneno funcionaría, pero el día siguiente, Zeus murió. "Era un miembro más de la familia", asegura la madre, Gina Richardson, "estamos totalmente destrozados".

"Le debo a Zeus la vida de mi hijo", dice el padre

El perro había sido con la familia prácticamente desde que había nacido, el mes de enero, y el vínculo entre dueños y mascota era muy fuerte. "He tenido muchos animales, pero los pitbulls son los más leales que he visto nunca", dice el padre, Gary.

perro muerto niños

La familia Richardson, destrozada por la pérdida del Zeus / FOX35 Orlando

A pesar del luto por la pérdida, los padres agradecen a Zeus su lealtad. "Si un pitbull es agresivo, es porque lo han tratado mal; pero si lo tratas con amor, darán su vida por ti", asegura Gina. "Y le debo a Zeus la vida de mi hijo".