"Una confusión la puede tener todo el mundo", asegura la responsable del restaurante Verd i Verd del barrio del Putxet de Barcelona. Pero lo que pasó hace pocos días no fue una "confusión". Fue una operación premeditada para marcharse sin pagar de su restaurante.

La fotografía y el ticket no pagado

"Pasó antes del mediodía". Así lo ha explicado la responsable del restaurante a ElCaso.com, preguntada por unos carteles que han aparecido en el establecimiento. Un hombre entró en el bar y pidió un bocadillo y una CocaCola. También pidió un café con leche y cuando al hombre se lo había zampado todo pidió a la cocinera un segundo bocadillo.

"De esta manera, me obligaba a entrar en la cocina... y aprovechó para marcharse", ha explicado. La mujer capturó la fotografía del cliente y la colgó en una columna que ha bautizado como la de la "vergüenza" y debajo un 'se busca'.

Al lado de la fotografía del cliente saliendo del bar la mujer ha enganchado el ticket que sube 10,50 euros. Los dos bocadillos -el que se comió y el que pidió para despistar-, la Coca-Cola y el café con leche.

No ha vuelto

"Es un aviso a navegantes", asegura. Que la gente vea que las cosas cuestan dinero y que cuesta mucho ganarse la vida, explica la mujer. El hombre de la fotografía, que está en esta particular "busca y captura", no ha vuelto a pisar el restaurante.