Una superbacteria ha disparado todas las alarmas en un hospital alemán. Trece bebés y un niño han sido contagiados por la Klebsiella oxytoca, un microrganismo que puede causar graves problemas gastrointestinales y respiratorios. La bacteria se encontraba en una de las lavadoras que se utilizan para limpiar la ropa de los recién nacidos y sus mamás. En concreto, el patógeno había afectado a la superficie y a los restos de agua del electrodoméstico.

La investigación se inició cuando los profesionales del centro sanitario detectaron que había varios recién nacidos que habían sido contagiados por la bacteria Klebsiella oxytoca. Tras varias inspecciones, los sanitarios descubrieron que el origen del contagio se encontraba en una de las lavadoras del hospital, en la que se limpia la ropa de punto de los bebés de sus mamás. Según la investigación publicada en la American Society for Microbiology, el patógeno estaba en las superficies y restos de agua de la lavadora.

El electrodoméstico fue retirado -ya que no cumplía la normativa- y los bebés se recuperan satisfactoriamente del contagio y no se teme por sus vidas. La Klebsiella oxytoca es considerada una superbacteria que puede causar problemas gastrointestinales y respiratorios, por lo que la rápida detección del brote ha sido esencial para garantizar la salud de los bebés.

Los expertos señalan la importancia de lavar la ropa de agua caliente y detergente, sobre todo cuando se trata de personas enfermas y con salud vulnerable, según recoge Informativos Telecinco.