Tragedia en Argentina, donde un desafortunado accidente ha acabado con la vida de una niña recién nacida. Una bebé de seis meses murió en el Hospital Rawson (San Juan, Argentina) el lunes después que un amigo de la familia estuviera jugando con ella: cuando lo lanzó arriba, la niña se golpeó muy fuerte en la cabeza con un ventilador que había en el techo.

Inmediatamente trasladaron a la niña al Servicio de Urgencias del Hospital donde acabó muriendo de un traumatismo craneal. Según informa el diario a Tiempo de San Juan, los médicos no pudieron hacer nada.

Accidente doméstico

El joven, Jesús Michel Zalazar de 26 años, afirma que él no sabía que el aparato estaba en marcha y que por lo tanto, fue un accidente doméstico. Aun así, la policía está investigando el caso y el juez, Matías Parrón, ya ha ordenado su detención por homicidio por negligencia.