Un bebé de nueve meses ha muerto en Gandía, en Valencia, después de que se chocara con un cubo lleno de agua con lejía cuando gateaba por su casa.

El niño murió este martes por la tarde después de que se encontrara con el agua y la lejía mientras gateaba por el suelo de su casa, según han informado fuentes policiales.

La policía investiga el incidente

Ahora la autopsia tiene que determinar las causas exactas de la muerte del bebé; su cuerpo no tenía señales de violencia. La muerte se produjo sobre las siete de la tarde al hospital donde lo trasladaron después del accidente.

La Policía Nacional ha abierto una investigación por aclarar la cual había pasado y, también, para determinar si hay alguna responsabilidad en la muerte del niño, que estaba con su madre cuando pasó todo.